martes, 26 de mayo de 2015

No. 016 [Cellophane]

Alice in Wonderland 


No tengo nada muy claro, aún.
Quizás es que no estoy hecha para todo esto, quizás el destino es que esté sola siempre; quizás, sólo exagero, para no variar.

"Siempre"... Es una palabra recurrente y me hace recordar las tantas veces que se ha mencionado. Tengo mis dudas y miedo, mucho miedo.

Todo esto hace que piense en aquella, TAN, trillada conversación que sostiene Alice con el Conejo Blanco [que, he de confesar, no recuerdo haber leído en el libro]:
Alice: ¿Cuánto tiempo es para siempre? 
Conejo Blanco: A veces, sólo un segundo.


Sólo sé que no quiero que sea únicamente un segundo.
Y ahí estoy, siendo egoísta de nuevo.


Me siento demasiado triste...

Hasta el próximo post.

2 comentarios:

chOcolAte sEnXuAl dijo...

SOLO ES UN MOMENTO, LA TRISTEZA GRACIAS A DIOS (O A LO QUE LE QUIERAS DAR GRACIAS) NO ES PARA SIEMPRE... A VECES ES CONSTANTE PERO TE DEJA DESCANSAR Y LUEGO PASA, IGUAL QUE TODO SENTIMIENTO CONOCIDO POR LA MUJER, CREEME.

Y QUE SI KIERES SER EGOISTA? SE TODO LO EGOISTA QUE PUEDAS SER MIENTRAS EXISTA EL MOMENTO ADECUADO.

la MaLquEridA dijo...

¨Siempre¨ también tiene fecha de caducidad.

Te leo allá... todos los días.