lunes, 9 de diciembre de 2013

No. 010 [Insomnio]

Son aproximadamente la 1.15 am y he iniciado con este post y aún no estoy muy segura de por qué.
Creo que ha pasado bastante tiempo desde la última vez que publiqué algo y parece que ya va siendo hora de ir haciendo el "recuento de los daños" de cada año.
Pero todavía falta mucho para eso, la realidad sobre este post es el hecho de que me rehuso a dejar morir esta pocilga, cuchitril, alias blog [o eso creo] y he de aprovechar este insomnio tan hijo de puta que de nuevo viene a hacerme algo de compañía.
La otra realidad es que quizás quiera presumirles mi felicidad, no sé...
La realidad número tres,  estaba basada en que es "tarde", tengo insomnio y que los post sin sentido me salen mejor en este horario.

Hoy no iré a trabajar, en teoría tengo 10 fantásticos días de incapacidad.
Oh, sí. El año no ha sido favorable en lo que a salud concierne y eso me preocupa un poco. He mantenido la promesa del suicidio hasta los 50 [bueno, esto no es del todo cierto]; aunque sospecho que al paso que voy, podré morir joven, demasiado...

Pero no todo es tan malo. Los días de descanso son algo que me faltaba, el trabajo ha ido bien [me parece], sin embargo, ya era justo otro break [aunque en este estado no lo pueda disfrutar].
Una de las condiciones de esta incapacidad es la de mantener absoluto reposo; so, se supone que no debería de estar jugando con este medio a través del cual se publicará esta entrada [es decir, mi cel] y aquí estoy.
Es aburrido no poder hacer nada,  básicamente, las condiciones radican en estar acostada apreciando la inmortalidad del cangrejo y aunque debería seguir al pie de la letra las instrucciones del señor Doctor, no puedo, no en su totalidad.
Me siento desapegada del mundo sin poder leer, ver mis series favoritas o una película, o simplemente, sin poder revisar el móvil.

Y también he de confesar que ayer comprendí que es necesario seguir las indicaciones [sufrí una recaída], pero no me siento yo.

En fin, la naturaleza de los hechos me trae hasta aquí, en dónde una cosa no tiene que ver con la otra pero, si no fuera así [seguramente] usted, mi apreciable y amable lector, pensaría que esto no es mi blog.

Debo decir que no todo ha sido malo en el último mes.
Y quizás ese exceso de felicidad me ha hecho daño.

Culpo al insomnio de mis incoherencias y mis indagaciones nocturnas, de mis miedos con/sin fundamentos y de las posibles desventuras.
Y viéndome aquí [ahora] algo enferma y algo loca; agradezco a este insomnio tan desgraciado, este lapso de felicidad que he estado disfrutando, mucho.

No me refiero a la enfermedad y tampoco a mis "vacaciones" forzadas.
Me refiero a "Él", quien aun en esta situación, intenta hacerme los días menos pesados, haciéndome sonreír todas las mañanas, todas las tardes y todas las noches.

Después de todo, ¿por qué no debería de dar un salto a ciegas?

 Insomnio...

Definitivamente debo considerar la clínica del sueño para solucionarlo.

Hasta el próximo post.
[El recuento del año, espero que sea más coherente...]

No hay comentarios.: