miércoles, 1 de mayo de 2013

No. 005 [Semana 3]

"y cavaré un túnel sin fondo, buscando el olvido de lo que hubiera sido ... " 
No hay nada, San Pascualito Rey.


Cat
Cat by CubaGallery, Flickr


Esta será la tercera vez que publico a Jaime Sabines [con "éste" poema] en el blog.

Y todo va a que meditaba mi situación, ciertamente estaba muy molesta por lo sucedido ya que decidí salir de mi zona de confort y como todo, al final, no funcionó. 
El punto es que exijo tanto como me parece que estoy dando; del mismo modo, espero mucho de cada situación [o eso creo]
Pensé que sería diferente ya que no estaba haciendo lo mismo de toda la vida [o eso pensé], y claro está que me equivoqué. Todo se salió de control. Rompí las reglas y no se establecieron nuevas [acordes a la situación].

He deseado escribir de nuevo [después de los recientes acontecimientos] pero cada que tomo la lap, la inspiración no llega e inicio a redactar cosas incoherentes; lo mismo sucede cuando tomo lápiz y papel -algo no funciona en mi muy bien-.
Hay miles de canciones que quedarían perfectas en este momento, todas rondando en mi cabeza y todas repetidas varias veces en el reproductor de música, sé que no moriré, pero duele. Hacer como que pasa nada y todo está bien, es engañarnos [a mi y a mis "Yo's interiores].
Justo ahora estamos tranquilas, hemos llorado [aunque parece que no lo suficiente]. Sé que caeré de nuevo, pero también sé que esta vez tengo un punto de apoyo.

Le quiero, y ese es el problema...


Como sea, "espero curarme de ti"; y espero que sea pronto.


"Espero curarme de ti"
Jaime Sabines.

Espero curarme de ti en unos días.
Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte.
Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno.
Me receto tiempo, abstinencia, soledad.
¿Te parece bien que te quiera nada más una semana?
No es mucho, ni es poco, es bastante.
En una semana se pueden reunir
todas las palabras de amor que se han pronunciado sobre la tierra
y se les puede prender fuego. 
Te voy a calentar con esa hoguera del Amor quemado.
Y también el silencio.
Porque las mejores palabras del Amor
están están entre dos gentes que no se dicen nada. 
Hay que quemar también
ese otro lenguaje lateral y subversivo del que ama.
Tú sabes cómo te digo que te quiero cuando digo:
'qué calor hace','dame agua','¿sabes manejar?,
'se hizo de noche'...
Entre las gentes, a un lado de tus gentes y las mías,
te he dicho 'ya es tarde',y tú sabías que decía 'te quiero'. 
Una semana más para reunir todo el amor del tiempo.
Para dártelo.
Para que hagas con él lo que tú quieras:
guardarlo, acariciarlo, tirarlo a la basura.
No sirve, es cierto. 
Quiero una semana para entender las cosas.
Porque esto es muy parecido
a estar saliendo de un manicomio
para entrar a un panteón.


Fue demasiado pronto para "cantar victoria" ...


Hasta el próximo post.
P.D. Este post debió ser leído, así soy, así seré... Nada cambia: Algunas cosas, quizás...


2 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

¿Por que quererle es un problema?

Astartea dijo...

Por muchas cosas.